miércoles, 3 de septiembre de 2014

GRANDES DISCOS: The Clash (1977) por THE CLASH:


 

Vaya por delante que nadie pone en duda que la obra cumbre de los Clash es el ecléctico y visonario “London Calling” (1979), disco con el que expandieron las posibilidades del punk mezclándolos con otros estilos como el reggae, el rythm´n blues, el rockabilly e incluso el pop. Simplemente no por ello hay que dejar de encumbrar y  relegar a un segundo plano a su homónima opera prima, la que para muchos es el tratado definitivo punk, amén del debut de los Ramones, y cómo no, del “Never Mind The Bollocks Here´s Sex Pistols”. Precisamente un joven Joe Strummer (cuando se hacía llamar Woody Strummer) había compartido cartel con estos últimos en un show londinense siendo solista de una banda hippie-garage llamada “ The 101 ers”. El contacto con la escena punk le hizo ver que debía evolucionar hacia nuevos horizontes artísticos, lo que finalmente hizo cuando los miembros de los “London SS” Mick Jones (guitarra y voces) y Paul Simonon (bajo y voces) le convencieron para que se les añadiera a una nueva banda como cantante y guitarra. Habían nacido los Clash.
 

 
Inconformistas con la Inglaterra de final de década, comprometidos con los problemas de la juventud,  reivindicativos con las causas sociales, beligerantes contra el nazismo y el racismo, comunistas, no simpatizantes de los EEUU (país al que en unos años conquistaron con “Rock The Casbah” ) y otro sinfín más de ismos como estandarte; los Clash a pesar de liderar el movimiento punk quisieron dotar a este de cierto contenido y distanciarse de la provocación, del anarquismo y de la gamberrada dominante.
 
 
 
Precedido del single de adelanto “White Riot”, el disco “The Clash” se puso a la venta en abril del 77,  un año después de firmar un controvertido y sustancioso contrato con la CBS Records y una vez se habían hecho un nombre a base de carretera y conciertos underground. Con una portada en la que aparece una foto en blanco y negro de sus tres cabezas, en ella se ve como son un grupo punk distinto, sus estilosos ropajes les diferenciarían del cuero, los imperdibles y las camisetas rotas imperantes. Como particulares eran las letras de sus 14 cortes (15 en la versión americana), pues en ellas protestaron disparando con fervor hacia distintas direcciones: el capitalismo norteamericano (“I’ m So Bored To the USA”), el paro y los trabajos basura de los jóvenes británicos (“Career Opportunities”), la policía (“Police and Thieves”, “Remote Control”), el racismo y el clasismo (“White Riot”), los críticos musicales (“Garageland”), ….
 
                                                

En el plano musical las canciones de los Clash aún no abarcaban la diversidad de géneros de sus futuras creaciones por lo que sonaban mas primitivos, rockabillys, sencillos y directos que nunca.  De producción nimia y poco pulida, las canciones resultaban de una crudeza y naturalidad que evocaban vitalidad y fuerza, elementos que ayudaron a definir el ideario punk. El tempo veloz de las incendiarias guitarras resultaba de lo más eficaz, a la vez que permitía lucir las dos voces solistas de la dupla formada por Jones y Strummer, quienes además firmaban la mayoría de las composiciones.
Una pena que en la versión original del disco no se incluyeran tres joyas pegadizas incluidas en la versión yankee como son  “Complete Control”, “Clash City Rockers”  (menudos riffs!!) y la maravillosa versión de “I fought The Law” de Sonny Curtis. Es curioso que en EUA empezara a comercializarse el disco dos años después y que consiguiera cifras notables de ventas (disco de Oro). 
 
                                             
En cualquier caso este debut fue abrazado a uno y otro lado del Atlántico y puso cimientos no solo a un movimiento que hizo evolucionar artísticamente al rock, sino a una generación resignada que parecían haber olvidado las luchas sociales y el inconformismo con un mundo injusto, actitudes a las que el rock nunca debería de dar la espalda. Algo que los Clash siempre tuvieron muy presente.
 
Por Alejandro Guimerà

 
REMOTE CONTROL
They said release 'Remote Control' but we didn't want it on the label
They said, "Fly to Amsterdam", the people laughed but the press went mad
Someone's really smart
Complete control, that's a laugh
On the last tour my mates couldn't get in
I'd open up the back door but they'd get run out again
And at every hotel we was met by the law, come for the party, come to make sure
Have we done something wrong?
Complete control, even over this song
You’re my guitar hero
They said we'd be artistically free when we signed that bit of paper
They meant let's make a lotsa money and worry about it later
I'll never understand
Complete control, lemme see your other hand
I don’t trust you, so why should you trust me?
All over the news spread fast
They’re dirty, they're filthy, they ain't gonna last
This is Joe Public (Control) speaking
I'm controlled in the body (We always hate control), controlled in the mind
This is the top rockers (Control)
With your zone in the price you whore, comes to me (C, O, N, control)
Total, see you all in control
Total (Parent, control), see you all in control
We’ve got the rock ‘n’ roll ?????????? (C, O, N, control)
That means you
I kick it, I fight it, I gotta get up at it (C, O, N, control)
I gotta kick it

No hay comentarios:

Publicar un comentario