sábado, 17 de septiembre de 2011

GRANDES DISCOS: Remain In Light (1980) por TALKIN HEADS:



Talkin Heads siempre fue el proyecto de David Bryne, aunque la agrupación se disolviera en 1991 y él prosiguiera en solitario, se me antoja que tuvo una perfecta y coherente continuidad artística dentro y fuera de los “Cabezas parlantes”. Por algo él era el único que gozaba de ingenio capaz de dejar huella para la posteridad.
Impredecible y hábil para crear infinitas texturas rítmicas, siempre ha estado dotado de un sinfín de recursos melódicos que a menudo pueden llegar a parecer extravagantes pero que contienen siempre un elemento de adicción. Su sentido del ritmo no tiene parangón y para construirlo bebió de múltiples fuentes que iban desde el funk negro de grupos por él contemporáneos como Funkadelic o Parliament, hasta músicas africanas y latinas de raíz, pasando por el pop de su tocayo y luego íntimo amigo David Bowie.
Oriundo de Escocia pero residente en Nueva York a mediados de los setenta decidió formar una banda junto con sus compañeros de instituto Chris Frantz (batería) y Tina Weymouth (bajo) a la que llamaron The Artistics. El trío se hizo con un nombre en la escena neoyorquina gracias sus directos en el club CBGB, hecho que les llevó a telonear al grupo de moda, los revolucionarios“Ramones”. Pero antes pasaron a denominarse “Talkin Heads” e incorporaron al guitarrista Jerry Harrison.
Poco después ficharon por el sello “Sire Records” y gravaron su disco de debut “Talkin Heads: 77” (1977) en el que demostraban cómo letras de lo mas intelectuales podían coexistir con los ritmos de lo mas irreverentes.
Eran los comienzos de la “New Wave”, un nuevo movimiento rupturista parido a la vez que el punk pero con el que mantenía grandes diferencias. Mientras que el punk buscaba la inmediatez de sonido tomando como referencia el pasado más primitivo del rock, la “Nueva Ola” tenía más pretensiones experimentales y miraba directamente hacia el futuro.





Fue en “Remain In Light”, su cuarto trabajo, cuando los Heads tocaron su cenit creativo, para lo cual contaron con la ayuda de otro genio en la producción como es Brian Eno, quien había abandonado –o mejor dicho sido expulsado de- Roxy Music debido a sus desavenencias con Bryan Ferry seis años atrás. Para entonces Eno había adentrado a Bryne en el jazz afrobeat de Fela Kuti y su multinstrumentalismo, quedando tan prendado que quiso adaptarlo para su nuevo disco.
A esto, se añadió el hecho de que dos de los miembros de los Heads (Chris y Tina) se fueron al Caribe a contraer matrimonio y a desconectar de la agotadora gira de su anterior disco “Fear Of Music”. Allí la pareja exploró los ritos nativos hamaicanos y sus percusiones ancestrales, y también tuvo tiempo de ir a Jamaica a instruirse en los ritmos del reggae. Terminada la luna de miel se reunieron con sus otros dos compañeros en Nassau (Bahamas) dónde la banda ya había grabado con anterioridad.
De este modo el cuarteto realizó unas jam seassions para experimentar las nuevas propuestas rítmicas que traían el Sr. y la Sra. Frantz, a lo que Bryne no solo tuvo que ceder cotas de protagonismo en su banda sino que además tuvo que realizar un ejercicio de humildad y de aprendizaje que resultó fundamental para el devenir de la agrupación.




El resultado lo encontramos en un álbum insólito e innovador que introducía poliritmos tanto africanos como caribeños junto con los samplers y la alquimia de Eno, todo ello regado con la particular poesía del propio Bryne. Las ocho canciones de “Remain In Light” fueron elaboradas con la variación de un mismo acorde tras horas de ensayos y grabadas con la participación de un sinfín de músicos de apoyo e ingenieros de sonido a caballo de los estudios Compass de Nassau y Sigma Sound de Nueva York.
“The Overload” nos adentra a una auténtica selva rítmica y sonora, en la que los ingeniosos versos antigubernamentales de Bryne son complementados deliciosamente con la teatralidad de su interpretación y unos coros que rezan adorablemente “The Heat Goes On”. Una combinación constante que se repite en la desalienante “Crosseyed And The Painless”, en “Listening Wind” cuyos coros melosos se esconden tras unos irritantes sonidos o en la pieza central, la reconocible“Once In A Lifetime”, que fue el primero de los singles incluidos aquí omnipresente en todas las radios del momento. En el otro single “Houses In A Motion” se escuchan unos sonidos electrónicos arábigos casi irritantes que se rompen con la suavidad del estribillo.
Mas calmadas son “Seen And Not Seen” en que Bryne ejerce de perfecto rapsoda o “The Overboat” con destellos de sus coetáneos Joy Division.




Para rematarlo la obra venía empaquetada con una portada de lo mas chic en que bajo las giradas letras del nombre del grupo aparecen las cuatro caras de sus componentes escondidas detrás de un basto pixelazo de color rojo.
“Remain In Light” no solo alcanzó buenos puestos en las listas de ambos lados del Atlántico sino que fue auténtico hito musical que se adelantó a sus tiempos y que acrecentó la fama de un cuarteto cuyo éxito se forjó en ambientes universitarios e intelectuales de la costa Este de los EEUU que quedaron seducidos con su vanguardismo y alternativo concepto del arte, pero también con aquel lirismo enfocado a la crítica de su sociedad estática y carente de valores. Nos situamos en 1980 y la nueva década nada mas había hecho que comenzar.

Por Àlex Guimerà



Once In a Lifetime

You may find yourself living in a shotgun shack
And you may find yourself in another part of the world
And you may find yourself behind the wheel of a large automobile
You may find yourself in a beautiful house, with a beautiful wife
You may ask yourself, "Well, how did I get here?"

Letting the days go by, let the water hold me down
Letting the days go by, water flowing underground
Into the blue again, after the money's gone
Once in a lifetime, water flowing underground

And you may ask yourself, "How do I work this?"
And you may ask yourself, "Where is that large automobile?"
And you may tell yourself, "This is not my beautiful house"
And you may tell yourself, "This is not my beautiful wife"

Letting the days go by, let the water hold me down
Letting the days go by, water flowing underground
Into the blue again, after the money's gone
Once in a lifetime, water flowing underground

Same as it ever was, same as it ever was, same as it ever was
Same as it ever was, same as it ever was, same as it ever was
Same as it ever was, same as it ever was

Water dissolving and water removing
There is water at the bottom of the ocean
Under the water, carry the water
Remove the water from the bottom of the ocean
Water dissolving and water removing

Letting the days go by, let the water hold me down

lunes, 5 de septiembre de 2011

HOY FREDDIE HABRÍA CUMPLIDO 65 AÑOS...

FREDDIE MERCURY (5 de septiembre de 1946 – 24 Noviembre de 1991)




Nacido en Tanzania en el sí de una familia parsi (de la India británica) ya de bebé tenía un carisma arrollador.


Pasó su infancia en internados y escuelas de Bombay (India) hasta que la revolución Zanzíbar le llevó a Inglaterra a los diecisiete años. Para entonces ya había desarrollado una habilidad especial para la música, ya fuera cantando o tocando el piano.


Freddie adolescente y estudiante de arte, estudios que le sirvieron para hacer los logos de su futura banda "Queen".


A finales de los sesenta y principios de los setenta formó parte de distintas bandas. Aquí con "Sour Milk Sea", quizás la primera un poco seria.


Aquí aparece junto a unos también jovencísimos John Deacon, Brian May y Roger Taylor. Era "Smile" precursores de Queen.


Uno de los grandes impulsores del Glam Rock en los setenta. Se ha hablado mucho de Bowie o Marc Bolan, pero Freddie Mercury es uno de los grandes iconos del movimiento.


Con un traje arlequinado. Estaba claro que su lugar era encima de los escenarios.


Los éxitos no tardaron en llegar con Queen de la mano de grandes discos en los setenta como "Queen II", "Sheer Heart Attack", "A Night At The Opera" o "News Of The World".


Componiendo uno de los tantos himnos que le han hecho inmortal. Si bien la autoría de Queen se repartía entre sus cuatro componentes, Freddie firmó muchos de los mayores éxitos de la formación como "Bohemian Rhapsody", "We Are The Champions", "killer Queen", "Somebody To Love" o "Crazy Little Thing Called Love".


Los años iban pasando y Freddie entraba en los ochenta pisando fuerte con memorables discos como "The Game", "The Works" o "A Kind Of Magic".


Su sola presencia llenaba grandes estadios en los ochenta.


En la actuación de Queen en el Live AID ante 72.000 personas. Se ha dicho de esta actuación que fue el mejor directo de la historia del rock.


Con su gran amor Mary Austin a quien conoció en el año 1970 y con quien convivió durante varios periodos. Aunque Freddie era gay y tyvo muchos novios y amantes, Mary fue para él como una esposa.


Mary lo acompañó a lo largo de toda su vida y a ella le dedicó la canción inmortal "Love Of My Life".


Con Elton John.


Con John Deacon y Michael Jackson. Estamos en los años 80 y si el rey del pop era Jacko, Queen reinaba como nadie en el rock.


Pecho lobo y tenista. Aunque su vida privada fue controvertida siempre quiso mantenerla fuera de la opinión pública.


Freddie era un auténtico enamorado de los gatos.


En la época del último disco oficial de Queen y quizás uno de los mejores: Innuendo. Para entonces Freddie utilizaba el maquillaje para ocultar su enfermedad.


Con su gran amiga Montserrat Caballé. Con ella nos dejó el discazo "Barcelona" con la homónima pieza que adornó los Juegos Olímpicos de la Ciudad Condal. En solitario y sin abandonar Queen sacó tres maravillosos discos (a parte del mencionado, "Mr. Bad Guy" y "The Freddie Mercury Album").


Una de sus últimas fotos antes de fallecer. Hasta el final no hizo público tener Sida y lo hizo en un comunicado escrito cuando ya estaba avanzado el proceso.


El funeral. Tal y como quería Freddie lo incineraron y nunca se ha sabido que fue de sus cenizas, si están en el lago Ginebra o en su mansión de Londres.


Su estatua en Montreaux- Suiza. Allí pasó grandes periodos en sus últimos años de vida y allí compuso muchas de las canciones que se publicaron postumamente. Para él Suiza era una especie de paraíso.


Su estrella de la fama en Hollywood. Nunca una estrella brilló tanto en el mundo de la música.



Ficción de como sería Freddie a día de hoy ¿Se habría jubilado hoy mismo?