domingo, 22 de enero de 2012

GRANDES DISCOS: Tom Petty And The Hertbreakers (1976) por TOM PETTY AND THE HEARTBREAKERS:



Formados a mediados de los setenta, Tom Petty and the Heartbreakers ofrecían una propuesta musical que nada tenía que ver con los nuevos sonidos del punk y la new wave. Desacertadamente se les catalogó en el mismo paquete y se les atribuyó semejanzas con dicho movimiento cuando en realidad sus puntos de mira y desarrollos nada tenían que ver. A pesar de que los Rompecorazones desbordaban energía y ofrecían una inmediatez difícilmente disasociable con el nuevo oleaje, sus verdaderas influencias provenían del garage-rock de los sesenta, pero también (y sobre todo) de los Stones, los Beatles, Dylan o los Byrds.

De hecho su líder y compositor creció al mismo tiempo que el rock lo hizo en su país absorviendo todo lo que llegaba a sus oídos, a parte de los mencionados otros como Chuck Berry, la Creedence, los Animals, Yardbirds o Roy Orbison. Además, parece ser que fue con tan solo once años cuando Thomas Earl Petty (nacido el 20 de octubre de 1950) decidió definitivamente entregar su vida a la música al conocer y estrechar la mano a nada mas y nada menos que al mismismo Elvis Presley quien se encontraba actuando en su ciudad natal Gainsville (Florida).



Con una inspiración de tal magnitud Petty ya no se detendría para formar parte de varias bandas como “The Epics”, dedicada a versiones de los Fab Four, o “Mudcrutch”, de sonido mas rockero y contando en sus filas con dos de los futuros Hertbreakers Mike Campbell (guitarra) y Benmont Tench (teclados).



Este bagaje Petty le sirvió para ir perfilando su sonido hasta que en 1973 se fue a probar fortuna a Los Angeles con una grabación en la mano y 37 dólares en el bolsillo. Tras deambular un año por la ciudad de los sueños implorando oportunidades, finalmente pudo meterse en los estudios Shelter acompañado por la formación de los Heartbreakers ya al completo – una vez incorporados Stan Lynch (batería) y Ron Blair (bajo) - y gravar así a lo largo de casi dos años el que iba a ser su vibrante disco de debut.




El disco epónimo no salió hasta noviembre de 1976 y contenía un reparto de diez canciones comprimidas en sus escasos 30 minutos de duración. Su portada mostraba una imagen de Petty en actitud displicente bajo un dibujo de un corazón atravesado por una guitarra. Esa imagen transgresora unida a las vestimentas de la banda basadas en el cuero les acercaba en gran medida al punk. No obstante su primer 45 pulgadas transpiraba puro rock americano de cuna, eso si, algo remozado.



Como en "Rockin' Around (With You)" la única en la que Petty compartió autoría (con Campbell) a pesar de que su vuelta es algo punk el ritmo es puro rockabilly y la melodía y los coros tienen bastante de psicodelia sesentera.

O su primer single, "Breakdown”, un blues espontáneo que surgió y se escribió cuando la banda ensayaba en las sesiones de grabación. Otro blues, tal y como indica su nombre, es "Hometown Blues" aunque mas acelerado que el anterior y con reminiscencias stonianas mas que latentes. Lo mismo sucede con "The Wild One, Forever" que suena como si hubiera sido cantada por el mismísimo Mick Jagger en uno de sus arrebatos de sensiblería. O con “Anything That´s Rock´N Roll” y “Fooled Again (I Don´t Like It)” mostrando la vertiente más rockandrollera de aquellos.




Con “The Wild One, Forever” el quinteto muestra el camino que tanto y tan bien explotaría el Boss en un futuro muy inmediato, mientras que en "Strangered in the Night" se contó con los coros de Dwight Twilley cuya banda compartió inicios con los Hertbreakers aunque nunca su ascensión y futuro.

En "Mystery Man", en cambio, Petty se viste del mejor Van Morrison - ¿Into The Mystic?- adoptando el sentimentalismo y la candidez vocal de aquel para dejar bien claro que lo suyo también pasaba por las baladas. El otro single fue la volcánica “American Girl” arrolladora desde su rasgueo de guitarra inicial hasta cuando se esfuma tras ese melódico solo. La rúbrica perfecta del disco y uno de los temas cumbres de la carrera del de Florida. Será quizás por cómo supo aunar la dicción de la rimberbacker de los Byrds con el garbo de “sus Majestades Satánicas”. Por algo el propio Roger Mc Guinn al escucharla por la radio pensó para sus adentros “No recuerdo cuándo gravé esta canción”. Cuanto menos curioso.





Dando validez a la dicha “ nadie es profeta en su tierra” , este trabajo fue ignorado en los Estados Unidos al dar a luz, teniendo que pasar dos años para conseguir cierta notoriedad en aquellos lares. Sorprendentemente fue en tierras británicas dónde la formación obtuvo sus primeros éxitos, quizás debido a que allí las nuevas corrientes musicales tuvieron mayor impacto que en el otro lado del charco.

En cualquier caso este debut dio inicio a una carrera musical repleta de logros de un músico que siempre ha mantenido una propuesta coherente y honesta con y sin los Heartbreakers, y que quedó encumbrado aún mas a finales de los ochenta y principios de los noventa gracias a emblemas como “Free Fallin´ o “Learning To Fly” o a su participación en los dos álbumes de los maravillosos “Travellin Willburys”.






Por desgracia, no sabemos si por culpa de su fobia a coger aviones o por qué motivo, nunca ha pisado los escenarios de nuestro país, lo que hace que tengamos una espina clavada todos aquellos quienes admiramos su música y el rock americano en general.

Por Àlex Guimerà


American Girl

Well she was an American girl
Raised on promises
She couldn't help thinkin that there
Was a little more to life
Somewhere else
After all it was a great big world
With lots of places to run to
Yeah, and if she had to die tryin'
She had one little promise
She was gonna keep
Oh yeah, all right
Take it easy baby
Make it last all night
She was an American girl
Well it was kind of cold that night
She stood alone on her balcony
Yeah, she could hear the cars roll by
Out on 441
Like waves crashin' in the beach
And for one desperate moment
There he crept back in her memory
God it's so painful when
Something that's so close
Is still so far out of reach

No hay comentarios:

Publicar un comentario